Sepan que aunque crean que pasan desapercibidos, su energía es más que evidente, y no engañan a nadie que tenga una intención y propósito verdaderamente noble.

A %d blogueros les gusta esto: