El proselitismo de los burgueses es realmente tenebroso, un monton de alegres dementes convenciendo a otros de perseguir la quimera materialista hacia la nada.

A %d blogueros les gusta esto: