La depravación humana, por supuesto, esta muy cerca de la normalidad.

A %d blogueros les gusta esto: