Da igual que te escondas, que pongas caras, que sonrías. Es lo mismo. Te veo.

Ahora lo sabes.

Escribo esto para que lo sepas, que lo tengas claro.

Como decía aquel:

“Puedo entender las mentes de otros seres e individuos,

habiéndolos comprendido con mi mente.

Puedo entender la mente con codicia como “mente con codicia”,

y la mente sin codicia como “mente sin codicia”;

mente con odio como “mente con odio”,

y mente sin odio como “mente sin odio”;

mente con engaño como “mente con engaño”,

y mente sin engaño como “mente sin engaño”;

la mente contratada como “mente contratada”,

y la mente dispersa como “mente dispersa”;

la mente expansiva como “mente expansiva”,

y la mente no expansiva como “mente no expansiva”;

mente que no es suprema como “mente que no es suprema”,

y mente que es suprema como “mente que es suprema”;

la mente se sumerge en samadhi como “la mente se sumerge en samadhi”,

y la mente no se sumerge en samadhi como “la mente no se sumerge en samadhi”;

mente liberada como “mente liberada”,

y mente libre como “mente liberada”.

Soy capaz de realizarlo, en todos y cada uno de los casos.

No sé si resulta difícil o no hacerlo, lo que sé es que lo hago y me sirve para saber si estás enceguecido, cerrado, distraído, dormido, absorto, disperso, o receptivo, abierto, concentrado o incluso liberado.

Solo con verte o leerte. O verle o leerle. Sea de ahora o en las páginas de un antiguo texto. Bastan dos o tres frases y ya sé quien eres, donde estás, y lo más terrible, hacia donde te diriges.

Eres kamma, la velocidad que lleva el tren. Eres cantidad de movimiento. No es nada difícil ver cual es tu siguiente posición. Y no digo, cual será, sino cual es. Te pongas como te pongas. Tú no lo ves, ese el es problema. Tu problema.

Nadie ilumina a nadie. Solo es tu kamma quien lo hace y a lo mas que llego es a levantar una señal de peligro para comprobar que si la miras no la ves, y si la ves la ignoras.

Te veo.

Da igual que te escondas.

No voy a ir detrás de ti. Resultaría inútil. Si vuelves a pasar por aquí, te estaré esperando…

A %d blogueros les gusta esto: