Hay tiempos para tomar y tiempos para soltar. La desintoxicación es un proceso natural mediante el cual, el cuerpo y la psique se desprenden de elementos dañinos y perjudiciales que bloquean el flujo de la vida. Hay un principio homeostático en toda la existencia que busca sostener el equilibrio. Tú no eres la excepción; al ser parte de la naturaleza te rigen los mismos principios y leyes. El cuerpo físico se desintoxica a través de procesos biológicos, sin embargo la psique o el alma tienen formas de desintoxicación más sutiles. En ocasiones estos procesos se dan a partir de la modificación de patrones de vinculación contigo misma, con el mundo y con los demás. Es decir como te relaciones contigo misma, con el mundo y con las demás personas. Aprender a distanciarse de situaciones dañinas es una forma de liberar contenidos tóxicos a nivel psíquico. Busca espacios de convivencia en donde los intercambios emocionales estén libres de prejuicios, critica, violencia, culpa etc. Es tiempo de limpiar tu vida, de dejar que una suave brisa te purifique y despeje tu conciencia. Pregúntate a ti misma ¿Qué situaciones de mi vida necesitan ser purificadas? ¿Qué relaciones o situaciones me están intoxicando? Una vez que tus respuestas emerjan deja que tu sabiduría interior te lleve a lugares más amorosos y nutricios

A %d blogueros les gusta esto: