Llega un momento en la VIDA, en que debes alejarte del drama sin motivo y de la gente que lo provoca, rodeándote de personas que te hacen reír tan fuerte que te olvidas de lo malo y te enfocas solo en lo bueno, que te tratan bien porque te quieren y arreglan las cosas hablando.

A %d blogueros les gusta esto: