Todo lo que lleve el adjetivo “global” debe despertar nuestras sospechas

Toda una serie de iniciativas “globales” que se presentan como,
humanitarias, ecológicas, justas, redistributivas, fiscalizadoras, etc.,

…son máscaras que esconden una lógica muy simple, que es que cuanto mayor sea el alcance de las estructuras de poder mayor será su capacidad para imponerse de manera violenta sobre todos aquellos que se opongan a ellas.

El globalismo es un eufemismo de imperialismo, y no hay nada que haga pensar que el imperio global de hoy sea distinto del resto de imperios históricos.

A %d blogueros les gusta esto: