Los chamanes, hombres medicina, o sacerdotes andinos nacen y se hacen. Es decir, que nacen para realizarse. Sin embargo, la decisión es su elección, y se hace en un nivel diferente a la experiencia consciente. Es una decisión que cambiará su vida completamente y los que no la toman cuando son convocados pagan un precio muy alto, muchas veces , lo he visto en los Andes pierden sus familias y ellos hasta pueden perder la vida. Hablemos lo que es, ellos tiene contratos de otras vidas para realizarse y liberarse en esta vida. En cierta forma se aplica la figura de “un guerrero que nació para ser libre”.

 

El Hombre o Mujer Nagual pasan por ciertas crisis religiosas. Son diferentes de otras personas, debido a la intensidad de sus experiencias religiosas dejan de ser personas comunes, como cualquier ciudadano. En algún momento de su vida, sin embargo, tienen una experiencia que lo separa del resto de la humanidad.

Cuando eso sucede en los Andes, la persona busca en algún sacerdote o paqo los consejos para continuar su vida. Eso implica una nueva vida en donde entra a “círculos de poderes” y a “tener la visión” para los cuales se preparó desde muchas vidas antes.

Sin embargo se da un fenómeno de tipo espiritual debido a los tiempos modernos, porque  muchas de las personas que no han sido convocadas por su ser de poder, empiezan con éstas prácticas buscando los poderes mágicos religiosos y económicos  a través de la búsqueda de la visión. Si no han sido llamados de forma espontánea desde el interior por su ser de poder  y su  sentimiento de responsabilidad hacia la humanidad, se convierten en hechiceros. Muchas veces con resultados nefastos, pues buscan el camino más fácil como es el de jugar con las plantas maestras. Los resultados son tristes, personas que mueren con complicaciones al hígado, riñones, niños (en Brasil y otros lados los inician desde muy pequeños con problemas de desnutrición e intoxicación grave así como desordenes mentales de los más variopintos).  Lo que te estoy diciendo es que no es un juego donde lo que se busca es la experiencia transpersonal a toda costa.  

El Hombre Mujer Nagual  comienza a desarrollarse en dos mundos paralelos, es un mundo en donde entra en trance sin perder el control de todo. No es una canalización de las que ocurren en el mundo espiritual moderno, es un caminar entre dos realidades paralelas. Hay una gran diferencia cuando un Nagual entra en realidades paralelas, pues entra en un diálogo consigo mismo/a.

Podría pensarse que es un caso de bipolaridad compleja, pero lo cierto es que tú te vez, tú te preguntas y tu te respondes. O sea tu dialogas contig@ mism@. Y vas encontrando las respuesta en las otras dimensiones. Esa es la característica del Nagual o Hanaq Kawaq, es tan libre que no sa su poder a nadie en ninguna dimensión, no se arrodilla ni adora a seres de otras dimensiones. Es fiel a su libertad y a su calidad de Angel Solar que vino hace eones a estas galaxias a explorar y obtener experiencias.

Una vez que se encuentra empieza sus experiencias que l@ llevaran a hacer sanaciones, a recuperar almas, a recuperar ceremonias y a reiniciar a aquellos que olvidaron sus códigos en estas vidas.

El verdadero Hombre Mujer Nagual  es aquel  ser que ha trascendido las plantas maestras, pues no depende de ellas para mostrar otras realidades o estados de expansión de consciencia. No se ata a nada ni nadie para jalar almas. No necesita más medios que su voz o ciertas técnicas para llevarte a estados de trance, pues sabe que cuenta con aliados poderosísimos en planos paralelos.

Es un ser que tiene la “Visión del Cóndor” en la vida, se da cuenta que esto es solo un juego por lo que no hay porque luchar, esto genera a veces reacciones airadas  de aquellos que están alineados con la polaridad bueno –malo/ hermandad blanca-.hermandad oscura/protección-no protección/maestro-discípulo etc. Uno se vuelve especialista en almas, uno “sabe” y te comunica porque estás acá!

Si algo de lo que escribo te afecta lo siento, perdóname, te amo gracias!

 

A %d blogueros les gusta esto: