El Ordenador controla el destino de las almas de acuerdo con sus anteriores acciones. Lo que está destinado a no ser, no será, a pesar de todo lo que nosotros podamos hacer. Será lo que haya de ser, aun cuando tratemos de impedirlo. Ésta es la verdad. El mejor camino, por consiguiente, es guardar silencio.

A %d blogueros les gusta esto: