A través de la meditación que estamos ofreciendo, puedes acceder a niveles más elevados de creatividad, innatos dentro de ti, y obtener acceso a lo que llamamos tu Mente Superior – que es simplemente un aspecto de tu consciencia que se extiende más allá de las restricciones de tu conocimiento según lo experimentas dentro de las limitaciones de tiempo y espacio. Esta Mente Superior – este aspecto interdimensional de tu consciencia – es una fuente potencial de inmensa inspiración, sabiduría, comprensión y creatividad.

El Palacio de Cristal Interior se refiere a la glándula pineal, porque parte de su estructura es de naturaleza cristalina. Estos pequeños cristales de calcita tienen propiedades piezoeléctricas que pueden responder a los reinos más elevados de la luz. Al activar estos potenciales cristalinos dentro de tu glándula pineal, abres un portal hacia tu Mente Superior, lo que puede traer para ti y para la humanidad un influjo de creatividad, comprensión y soluciones para problemas personales y colectivos.
Esta meditación tiene tres fases.
Primera Fase
La primera fase se dirige a activar el chakra cardíaco y entrar en una resonancia sentida con la Tierra. Este enlace a través de tu corazón te conecta con la sabiduría de la Tierra y el proceso de ascensión a través del cual tu planeta evoluciona.
Este es un aspecto muy importante de esta meditación peculiar, porque la energía de la Tierra es más vasta que la tuya. Puede ayudarte a estabilizarte en este proceso, y te conecta con la progresión del ascenso por el que atraviesa tu planeta.
En esta fase de la meditación, enfocas tu atención en tu chakra cardíaco, localizado en el centro de tu pecho, y sientes aprecio o gratitud hacia la Tierra por la vida misma. Según sea su nivel de desarrollo, algunos simplemente permanecerán en este sentimiento de aprecio o gratitud hacia la Tierra. Otros pueden sentir realmente esas energías fluyendo desde sí mismos hacia adentro de la Tierra.

Otras personas con capacidades interdimensionales avanzadas pueden encontrarse flotando en el espacio, enviando su aprecio o gratitud hacia la Tierra desde ese punto superior y/o desde un estado de ser altamente expandido. De modo que hay gran número de formas de experimentar esto.

Esta fase también es una transformación energética de una forma de pensamiento colectivo que la humanidad ha sostenido. Esta forma de pensamiento es la creencia de que la Tierra puede ser usada e incluso abusada para los propósitos propios de la humanidad sin importar los efectos que tenga sobre otras formas de vida.

Esta forma de pensamiento debe ser quitada y transformada si la humanidad ha de sobrevivir al pasaje que ahora está sobre ustedes, de modo que cuando acometes este simple acto de enviar aprecio o gratitud hacia la Tierra, estás simultáneamente enlazándote con el ascenso de la Tierra y contribuyendo a la transformación de esta forma de pensamiento altamente destructiva: que ustedes tienen dominio y poder sobre la Tierra.
En la Nueva Tierra, la clave será la administración, junto con una comprensión de la interconexión de todas las vidas y con honrar a la Tierra en sí.

Segunda Fase
Después de haber permanecido dentro de este campo vibratorio de aprecio o gratitud hacia la Tierra por al menos cinco minutos, cambias tu atención desde el centro de tu corazón a la glándula pineal en el centro de tu cabeza y escuchas la Afinación de la Glándula Pineal.
Esta peculiar meditación de sonido dura un poco más de cinco minutos y fue creada específicamente para ayudarte a activar los potenciales sin utilizar, dentro de la estructura cristalina de tu propia glándula pineal.

Los sonidos que oirás son análogos de las fluctuaciones en los reinos de luz. Sintonizan afinadamente la receptividad y las capacidades perceptuales sutiles de esta glándula. Es muy parecido a encender una antena y luego sintonizarla con los reinos más elevados de luz y con lo que antes llamamos tu Mente Superior.
Durante el tiempo que dura esta meditación de sonido, esta Afinación, tu atención está simplemente en el centro de tu cabeza, en la región de tu glándula pineal. No hay que hacer nada más que conservar tu atención en esa área. Cuando tu mente divague, la traes de vuelta a la glándula pineal.
Permite que los sonidos resuenen y activen esta área de tu cerebro. Otra vez, según el nivel de su consciencia, algunos pueden experimentar simplemente cambios sutiles no definidos en esta área. Otros pueden experimentar complejas geometrías de luz. Otros pueden experimentarse como fuera de sí mismos observando las fluctuaciones reales de energía dentro de la glándula pineal. Hay muchas otras perspectivas perceptuales posibles.

En esta fase, lo importante es “no tratar” de hacer que algo suceda. Solamente permitir que se despliegue. Después de completar esta fase de la meditación te mueves a la etapa tercera y final, que llamamos Abrir los Salones de Amenti.

Tercera Fase
Estamos usando la expresión “Salones de Amenti” de dos maneras. La primera se refiere a un depósito etérico de información que yace bajo la Esfinge en El Cairo, Egipto. La segunda significa entrar en un estado mental de alta vibración por el cual haces contacto con tu propia Mente Superior. Esta segunda visión es la que sostienes durante esta meditación especial.

Esta fase de la meditación te da acceso directo a tu Mente Superior y a sus vastos potenciales. A diferencia de las otras dos fases, en ésta tu atención está en múltiples lugares simultáneamente.
Los presentaremos en orden. Algunas personas podrán sostener un solo punto en cualquier momento dado. Otros serán capaces de sostener más de un punto de atención al mismo tiempo. Simplemente mantengan tantos puntos de atención como les sea posible. Si continúan usando este método, eventualmente desarrollarán la capacidad de sostener múltiples puntos de atención simultáneamente, y esta capacidad (de sostener múltiples perspectivas a la vez) es un poderoso método de entrenamiento para desarrollar la consciencia interdimensional.

El primer punto de enfoque primario es un área que llamamos el punto BA. Éste no es la ubicación de tu Alma Celestial o Ser Superior; es simplemente un punto de entrada de energía. El BA refiere a tu Alma Celestial, o en cierta forma, a tu Ser Superior. Si levantaras tus manos por encima de tu cabeza, el lugar donde tus dedos se tocan sería el punto BA. (Por favor, tengan en cuenta que en esta meditación no estarán realmente sosteniendo las manos por encima de la cabeza. Esto es sólo para referencia)
En esta fase final de la meditación, tu atención está en el punto BA y tú envías aprecio o gratitud a este aspecto de ti mismo que está fuera del tiempo y del espacio. Específicamente, estás enviando aprecio o gratitud por el influjo de sabiduría, comprensión, creatividad e inspiración, así como por posibles soluciones a los problemas que puedas estar enfrentando.
Esto es una parte muy importante de esta fase. La armónica – la signatura vibracional – del aprecio o gratitud activa el BA, tu Alma Celestial o Ser Superior. Con este acto estás abriendo un portal a tu Mente Superior y también estás terminando con otra forma de pensamiento negativa y limitadora que ha perjudicado a la humanidad durante eones.

Esta forma de pensamiento es nada menos que la creencia de que tú estás separado de tu propia divinidad – que de algún modo eres menos que eso y no mereces recibir los dones de tu propia divinidad.

Esta forma de pensamiento fue introducida para controlarte, a través de las religiones. Es una forma de pensamiento altamente limitadora y dañina, porque te niega el acceso a tu sabiduría más elevada, a tu visión espiritual, a tu capacidad de discernir la verdad de la falsedad y a tus capacidades para cambiar tu realidad como lo desees.

No podemos poner bastante énfasis en lo insidioso de esta forma de pensamiento limitadora, ni podemos insistir suficientemente en lo significativa que es tu acción de sostener esta nueva forma de pensamiento (en la que no hay separación entre tu propia Alma Celestial, Ser Superior o Divinidad y tú) mientras envías aprecio o gratitud a tu BA.

No estás pidiendo, suplicando, rogando ni orando a tu Alma Celestial, a tu Ser Superior ni a un dios. Estás simplemente abriendo una vía hacia otra parte de tu propio ser. Mientras continúas en esta fase sentirás una respuesta de tu Alma Celestial – un movimiento desde el punto BA hacia abajo y hacia adentro de la glándula pineal.

Este es el descenso de energía desde tu Mente Superior, junto con comprensiones y empoderamientos, hacia ese aspecto de tu ser que conoces como tu cuerpo y tu mente. Estos empoderamientos tienen la forma de patrones de luz espiritual, de los que puedes estar consciente o no.

Mientras permites que continúe el descenso de la energía desde el punto BA, tu segundo punto de enfoque es la glándula pineal, permitiendo el movimiento hacia abajo de la energía desde el Alma Celestial hacia la estructura cristalina de la glándula pineal misma.
Si puedes, lleva simultáneamente tu atención a un tercer punto: tu chakra cardíaco en el centro del pecho, de modo que el influjo se mueva desde el Alma Celestial a la glándula pineal y hacia el centro del corazón. En este momento, envía aprecio o gratitud a tu Alma Celestial, a tu BA, por la revelación de tu Mente Superior.
Finalmente, aquellos de ustedes que estén más avanzados, coloquen su atención en un cuarto punto, que está en el mismo centro de la Tierra, de modo que el influjo de la Mente Superior se mueva desde el Alma Celestial a la glándula pineal, al chakra cardíaco y hacia abajo al centro de la Tierra.
No te preocupes por cuántos puntos de referencia puedes atender; sostener el primer punto, que es el punto BA, es suficiente para comenzar.

Como dijimos antes, si continúas con esta meditación, eventualmente podrás sostener más puntos de atención al mismo tiempo. El propósito de esta meditación es activar potenciales y capacidades no utilizados dentro de tu naturaleza interdimensional, y darte acceso a tu propia Mente Superior, que podrás luego usar para infundir en tu vida nuevas comprensiones, nuevos entendimientos, nuevas formas de inspiración y nuevas soluciones creativas a los problemas que puedas estar enfrentando (ya sea individual o colectivamente).
Puesto que estás conectado con toda la vida, cuando te abras a los potenciales de tu propia Mente Superior, ayudarás a tus congéneres a lograr esto también.
Estamos presentando esta meditación ahora para aquellos de ustedes que deseen unirse a nosotros cuando hagamos la activación planetaria el domingo 31 de octubre de este año de 2010.

Les pedimos que practiquen este proceso muchas veces antes del evento real, de modo que estén bien familiarizados con él y lo hayan dominado en alguna medida.

Resumen
En resumen, esta meditación que llamamos El Palacio de Cristal Interior y Abrir los Salones de Amenti, lleva unos 15 minutos. Los primeros cinco minutos se ocupan en enviar aprecio o gratitud a la Tierra, entendiendo que también estás amplificando una forma de pensamiento y agregándola a la rejilla planetaria – un contrapeso para la forma de pensamiento destructiva de que la humanidad tiene dominio y poder sobre la Tierra. Estás reemplazando esa forma de pensamiento insidiosa con otra nueva: los humanos son co-creadores con la Tierra así como administradores de la vida.

Después de pasar al menos cinco minutos en este campo vibracional de aprecio o gratitud a la Tierra, te mueves a la segunda fase, que lleva un poco más de cinco minutos. Esto incluye escuchar la Afinación de la Glándula Pineal, permitiendo que el sonido haga su trabajo para ti, simplemente conservando la atención en el centro de tu cabeza.

En la tercera fase, que llevará cinco minutos, tu atención se mueve al punto BA, por encima de la cabeza. Durante esta fase envías aprecio o gratitud a tu Alma Celestial, tu Ser Superior, abriendo una vía hacia tu propia Mente Superior, comprendiendo que con este acto no sólo estás abriendo una conexión a un aspecto más elevado de ti mismo, sino también transformando simultáneamente una forma de pensamiento negativa sostenida por la humanidad.
Esta forma de pensamiento es que tú eres menos que tu propia divinidad, y que no mereces el acceso directo sino que requieres un intermediario. Desde nuestra perspectiva, no necesitas ni una persona, ni una entidad, ni una organización que actúe como intermediaria entre tu Ser Superior, tu propia Deidad, tu propia Divinidad y tú.
Durante esta fase permites un influjo de energía que se mueva hacia abajo desde tu Mente Superior, a la que accedes a través de tu Alma Celestial, tu Ser Superior, hacia la glándula pineal. Si puedes sostener más de un punto de enfoque, permite que este influjo se mueva hacia tu chakra cardíaco en el centro del pecho y finalmente hacia el centro de la Tierra.

El momento para esta meditación es tanto propicio como portentoso. Ustedes están en un tramo crítico del ascenso de la Tierra. Ustedes no son impotentes en medio del creciente caos que los rodea; lejos de eso. Ustedes tienen poderes y capacidades interiores que esperan su orden de mando.

A %d blogueros les gusta esto: