En el fondo, en lo mas profundo de ud, existe un vacio creativo infinito (eso eres) de donde nacen todos sus pensamientos, ideas y emociones. Este caudal (el del pensar) es prácticamente incontrolable, el pensamiento es caos puro por la celeridad infinita a la que deshace cualquier forma que se esboce en su interior. Referirnos a la realidad como un cosa controlable es en consecuencia lo que nos cosifica y nos hace perder nuestra identidad verdadera (no cosa).

Falseamos la realidad oponiendole nuestra verdad y así nos va.

A %d blogueros les gusta esto: