Es el tiempo del cambio dimensional. Los ancestros así lo expresaron, nos dijeron que debíamos prepararnos para este tiempo.

Lo cierto es que es un periodo especial en el que  ya muchas personas en el mundo se están preparando. Un cambio en el  en el que los tres tiempos vana a coincidir (pasado presente y futuro) y donde va a haber superposición de dimensiones con la nuestra. Es un tiempo de magia, que para muchos implica el camino de regreso al Hogar.

Debemos que tener en cuenta que una parte muy importante en la preparación es la congruencia  de nuestras actitudes. La congruencia en lo que pensamos,  decimos, hacemos y dejamos de hacer.

Para lograr entrar en tu Corazón, que es el sitio físico y sutil a la vez, por donde penetramos a las dimensiones paralelas que nos llevan a nuestro Hogar, es necesario hacer un proceso de limpieza general.

Por eso empezamos el trabajo espiritual conformando un Circulo Sagrado, en el que solo invitamos (por su característica intrínseca) al Padre Sol, la Madre Tierra, a los abuelitos Agua, Fuego, Aire. También invitas a tu Aumakua, Uhane y Unihipili. Puedes invitar también a tus elementos de poder. En otra discusión Lobo Blanco te explicará como trabajar con ellos. Es importante que recuerdes que  es un trabajo ancestral contigo misma, y puesto que estas conformada por todos estos elementos, estas convocándote a ti. No necesitas otras deidades y maestros o ángeles en esta práctica.

Por experiencia en los grupos que trabajo  y en los que realizamos  la práctica del Corazón, se dan muy frecuentemente dos fenómenos. Uno, el que las personas que llegan al Corazón  solo ven figuras geométricas, luces y esferas. Lo que significa que allí hay trabajo que hacer. Y otras, que  no llegan a percibir nada dentro de él. Allí también hay trabajo por hacer, aunque no tanto. El trabajo en es al momento de la práctica, pues tendrás que entra varias veces para hacer el proceso de limpiado. Eso implica no sólo esta práctica, sino la práctica intensa de Hoponopono.

Lo primero de lo primero es limpiar ese circuito, porque el circuito del Corazón funciona de esa forma. El entrar al Corazón implica el contacto con tu Ku o Niña Interior y luego de élla (él) con tu Aumakua o Superyo o Espíritu Parental. Se llamaba así porque los ancestros Hawaianos identificaban en él, al  ser sabio que venía de tus antepasados para darte sabiduría. Aun llegando a esta etapa, es necesario continuar el camino y seguir para entrar en la  quinta dimensión. La dimensión de nuestra madre, la divina Poa Aumakua que es la Tierra. Ésta es la fase a la cual deberíamos llegar en este tiempo de los Espejos, y es la razón por la cual te doy estos trozos de sabiduría, que no son míos, sino son sugeridos por la madre Tierra, para que los hagas tuyos.

Para llegar a ella y estar en comunicación directa se necesita limpiar este circuito. No ganas nada decretando o visualizando o sentándote en meditación, para el fin que buscamos. Tienes que limpiar tu relación con la Niña, sino lo haces solo llegarás a tener breves vislumbres muy vagos de todo esto. Ten en cuenta que tu Niña  o Niño debe creer lo que tú dices, piensas o haces. Porque si en medio de tu vida espiritual dices “mentiras blancas” o haces cosas que no se supone que deberías hacerlas, tu Niña se desconectará de ti. Pues generarás confusión en ella o él, porque no encontrará congruencia entre lo que dices y haces, o lo que debes hacer y no haces.

Allí deberás enfrentar a tu Niña(o) hasta que realmente perdone todo lo que existe pendiente entre tú y el(ella).Una vez pasada ésta etapa, entras al Corazón de lleno y se da el tan esperado contacto con tu Aumakua o Ser Interior. El Aumakua se presentará como un animal, o tomará diversas formas, según sea tu necesidad en la vida diaria. El es un ser sabio que ve en todas las líneas futuras del tiempo, por lo tanto puede sugerirte la mejor posibilidad de todas para tu progreso espiritual. Es importante también que veas que él está conectado contigo por un cordón dorado que sale de tu Corazón, para que veas que realmente es tu “ángel” y no otro ser dentro del gran contexto de seres sutiles que hay  en estos días. Muchas veces erróneamente  consideramos que el Ángel que es nuestro propio Aumakua es otros ser, y uno empieza a trabajar con Arcángeles y Maestros etéreos de luz, pero que son otros seres; en realidad  no son tu persona. Y allí estás regalando tu poder y entregando tu legado a quien no debes. Allí comienzas a entramparte en un ciclo interminable de seres de luz que muchas veces no te llevan a lo que tú en tu plan de vida escogiste: tu progreso espiritual. La sabiduría Huna es práctica , te dice que todo lo que te ayude es bueno. En este caso puede ser bueno, pero te costará un tiempo darte cuenta que es un desvío mas en el camino. Y este tiempo es para aprovecharlo de mejor forma.

Luego de establecido ese nexo con tu Aumakua, en el cual tu lo invitas y lo haces presente en tu vida diaria. Como invitarías a un amigo a un paseo o a que te acompañe en tus quehaceres diarios, la vida fluye. Como dicen los maestros Kahunas, te dedicas a limpiar con las 4 frases gatillo (lo siento, perdóname, te amo, gracias). Lo que te dará momentos de “inspiración”, es decir momentos de “vacío” en los cuales el Aumakua o Chashka, como dicen los ancestros Incas, te sugerirá o te hará ver cosas o sucesos en el día para tu mejor desarrollo espiritual.

Allí también empieza la fase del contacto con la Madre Tierra donde tú le pides a tu Aumakua que te contacte con Ella. Ella se presentará en la forma que tu necesites verla. Al comienzo esta conexión puede ser lenta, por los paradigmas antiguos e información errónea y falseada que  está codificado en nuestro ADN, y que nos ha querido dar esta sociedad. Es un trabajo de Amor el darse cuenta de todo ello. Muchas veces implica la destrucción de un mundo de creencias en las cuales has navegado durante más de 10 o 20 años. Muchas veces implica poner en tela de juicio inclusive tus creencias espirituales en las que te desenvuelves ahora y consideras tu verdad. Quizás el trabajo de  toda tu vida!.

Han tratado durante siglos de hacernos creer que el contactar con tu padre Sol, la madre Tierra, los abuelitos Agua, Fuego, Aire es paganismo y  es diabólico. En vez de ello nos han creado todo un espejismo de Libros Sagrados, maestros y profetas y creencias distractoras para no llevarte a tu Esencia, que eres tú y tus Padres, Madres.

Este contacto con la madre Tierra es un proceso lento a veces porque tienes que borrar la información de que la Tierra es una cosa. Tienes que aprender a sentirla, luego a escucharla y finalmente a dialogar con ella. Allí viene el proceso de Hoponopono con Ella. El proceso del perdón con Ella. Ella tiene un Amor impersonal, te ve y sugiere solo cosas positivas. En el transcurso de tu relación con Ella, verás como es el contacto. Personalmente fue una experiencia inusual darle un beso como a una madre, y también como el darle alimentos cuando ella te lo pide. Está tan viva como tú y yo. Solo que tienes que bajar tu frecuencia mental y sentir con el Corazón y estar en el Corazón. Allí la madre Tierra te ira preparando para el cambio dimensional que se viene, con mucho Amor y sabiduría.

Si algo de que escribo y menciono en este artículo hiere tu sensibilidad, lo siento mucho, te pido perdón por ello. Gracias a ti la Madre Tierra se está manifestando de esta forma. Te amo y te deseo miles de bendiciones como yo las recibo cada día! 

A %d blogueros les gusta esto: