Escuchar intelectualmente es no escuchar en absoluto.
Es una forma de huida, de bloqueo. Eso es la comunicacion; siempre deficiente. siempre caprichosa, siempre insuficiente. La escucha real es “comunion”. Alli no interviene la mente. Lo que se transmite, aunque se usen palabras, es el silencio. Lo importante no es decir, lo importante es oir.

A %d blogueros les gusta esto: