Los Apus (montañas) son la fuerza tutelar de los maestros místicos andinos. Pero primero antes de volverse uno o una un maestro/a debe ser llamado al sendero  por una montaña .

Ese llamado se denomina “estrella”..a pesar de ser una palabra española esta plenamente aceptada dentro del conocimiento ancestral, refiere en este caso al llamado interno que hace el espíritu de la montaña al iniciado /a. Este llamado puede ser vía los sueños o en forma directamente física (un rayo , humana o de otra forma).

Puede ser o darse el caso que el maestro/asea llamado por varias montañas ,en cuyo caso tendrá diferentes estrellas .En todo caso el tener una estrella significa que el maestro ha encontrado su suerte, su espíritu guía.

Muchas veces se materializa como un colibrí ,un toro, un cóndor o un puma.Pero mayormente se presenta en sueños o visiones como un ser de vestiduras blancas radiantes. Rehusar el llamado de la “estrella” puede generar impedimentos no solo en la persona que ha sido llamada sino en los seres que lo rodean.

Pero una vez que el compromiso es aceptado será el conducto a través del cual los Apus se comunicarán con la persona. Un maestro será más poderoso o desarrollará mas dones , mientras mas estrellas  tenga. Y así se dará su nivel de comunicación…contactará con más y más personas y tendrá mas habilidad para empujar el “kawsay” o mundo original de las formas, para conscientemente  influir en el mundo de seres vivientes y poder servirlos.

En los diferentes niveles de la espiritualidad ancestral andina  existen los Hampis , los Pampa Mesayok y los Kurak Akullek (así de menor mayor grado).Pero todos son llamado por la estrella y pasan por diversas iniciaciones (alguna de ellas muy rigurosas) que
pueden durar décadas. En las últimas dos etapas o niveles los maestros pueden dialogar directamente  con las estrellas de los Apus  con los cuales trabajan.

Allí están en la capacidad de no sólo trabajar con la energía de la Pachamama sinó de los Apus y de la energía planetaria. En ese caso los maestros serán llamados Hanaq Kawaq
o “Veedores Supremos”,porque pueden acceder  a las energías más refinadas.La estrella de un Kurak Akullek  se llama muchas veces Taytacha y es la manifestación del Profundo Amor en su forma física.

Un abrazo del corazón..

A %d blogueros les gusta esto: