Vivimos en un mundo regido por la mentira. Mentir y robar son los elementos dominantes del caracter humano, sea cual sea la raza, la casta o la confesion.

Cualquiera que afirme lo contrario, profiere simplemente una mentira mas. El hombre miente porque en un mundo regido por la mentira, no le es posible hacer otra cosa. Es necesario agregar a esto, una particularidad a primera vista vista paradojica, que el progreso de la civilizacion, fruto de la cultura intelectual aumenta en proporciones considerables la necesidad de mentir.

El hombre le da mas importancia a sus razonamientos y juicios, siempre deformados por una vida de mentira, que a su voz interior.

Mentir por mentir es una prueba de que se ha caido en el ultimo grado de la degeneracion.

Jesus dice a los Judios: “vuestro padre es el diablo y vosotros quereis cumplir los deseos de vuestro padre… él no se tiene en la verdad porque no hay verdad en él. Cuando profiere una mentira habla desde el fondo de si mismo; porque es mentiroso y el padre de la mentira”

De todas formas el hombre siente que no deberia mentir. En su fuero interno, sobrevive una vaga reminiscencia de la pureza de la conciencia no pervertida de antes de la caida de Adan. Todo ser normal y sano sienta mas de una vez esta nostalgia de una vida no corrompida y la amarga tristeza de estar preso en ese engranaje  de estafa moral y material.

El hombre se deja ligar mas y mas estrechamente a la vida porque esta facultad de mentir le da la maravillosa impresion de poder arreglarse mejor en las situaciones dificiles. Pero el olvida que una vez proferida, LA MENTIRA OBLIGA. Porque el hecho imaginario asi creado exige un contexto adecuado  que, a su turno, debe, sino coincidir, al menos concordar con las circunstancias en las que vivimos y actuamos.

Jesus agrego: “ante todo guardaos de la levadura de los fariseos que es la hipocresia” esta forma de mentira que, como ya hemos visto, es la mas perniciosa.

Luego, hay distintos tipos de mentira, “la mentira integral” es la que mas daño hace pues la persona a fuerza de mentir y de angañar en toda ocasion, termina por creer en sus propias mentiras y asi pierde todo sentido de la verdad.

Muchos casos son muy dificiles de curar y ocurren mucho mas habitualmente de lo que se supone, en todo tipo de personas y clases sociales.

Es muy raro que las personas que sufren estos defectos, se interesen por la enseñanza esoterica. Orientada hacia la Verdad, esa enseñanza ejerce sobre aquellos que sufren esas anomalias psiquicas, una fuerte repulsion.

La mentira atenta gravemente contra nuestro psiquismo; deforma los organos inacabados de la Personalidad… cada mentira atento y los deforma cada vez mas y llevara mucho tiempo y esfuerzo para corregir el efecto de esos verdaderos traumatismos y volver al estado anterior. La mentira hace retroceder al hombre que aspira a la evolución y le obstruye el camino del verdadero crecimiento, acentuando el desequilibrio en sus tres centros inferiores.

Es imposible no mentir, suprimirla totalmente para el hombre que vive en un ambiente de ilusion, esa anestesia por la cual se mantiene al hombre en su lugar. Solo un reducido grupo de hombres puede alcanzar el estado de no mentira.

Se ve por esto que Ciclo del Hijo, como el del Padre, pertenece al Mixtus Orbis, no transfigurado todavia, mundo mezclado, donde la luz lucha en las Tinieblas y donde las Tinieblas no han abandonado todavia sus esfuerzos para apresarla. Vivir en la Verdad, excluida de todo mentira, es el patrimonio del Ciclo del Espiritu Santo, Luz sin sombra.. ciclo que estamos esperando.

*******

A veces, es mejor, alimentar al cocodrilo que ser devorado por él.

En este juego, las reglas estan invertidas, el gana pierde y el que pierde gana.

El error sincero es perdonado, el error arreglado no sera perdonado ni en este siglo ni en el que viene.

A %d blogueros les gusta esto: