Siempre me gusto la analogía de la computadora con el hombre, tiene un disco rígido, que es la memoria, un procesador CPU, que es el cerebro, un software (programa) de reconocimiento de hardware (componentes) llamado BIOS, que es la parte motora, un programa base inicial para que arranque DOS, que es la parte instintiva, y el sistema operativo, digamos Windows, que se va cargando a medida que la persona va creciendo e interactuando socialmente. Valga las diferencias en que el hombre es un ser biológico con base de carbono (C) y la computadora es una maquina de base de silicio (Si), la forma de procesar la información es muy similar, sobre todo cuando todavía no se reconoce a si mismo como ser, y actúa como ego ( Fulano, Mengano, Doctor, Ingeniero, cargo y rango, etc.) creyéndose el papel que le toco en la obra de turno.

Pues bien, siguiendo con la analogía, lo que Usted ve en la pantalla de la computadora es solo una serie de datos binarios ceros y unos que el procesador gráfico transforma en imágenes, igual pasa con el hombre, la vista transmite información química y el cerebro lo transforma en imágenes, lo mismo con el sistema auditivo (sonido, micrófono), tacto (teclado o pantalla táctil) y dejemos por ahora afuera el gusto y olfato, que si bien tienen sus respectivas analogía no son tan frecuentes encontrarlas en las computadoras personales, solo son usados en determinados casos de invalides y sistemas de seguridad y científicos. Tomando como base esta exposición el cerebro arma una imagen de la realidad basándose en el procesamiento de datos, sumado a la subjetividad del individuo. 

Queda claro que lo que vemos en la pantalla de la computadora con la que interactuamos no es en realidad lo real, (ceros y unos) sino una proyección armada por el procesador interpretando esos datos, en nuestro caso es exactamente lo mismo, nuestro cerebro forma la ilusión de esta realidad procesando los datos que recibe de nuestros sentidos combinándolos con la realidad subjetiva de cada uno de nosotros, y esto es solo la parte mas simple del proceso de la ilusión, luego entraremos en los detalles mas profundos y complejos. Ustedes dirán bien, pero cuando me como una hamburguesa me la como, y cuando toco un árbol lo toco, y es verdad, yo no digo que no este ahí, que no exista, solo digo que no es exactamente lo que creen que es, mas adelante hablaremos de la manipulación de la ilusión de la realidad, la forma y los procesos de llevarlo a cabo, pero por ahora basta comprender como uno percibe el mundo que nos rodea.

 

La Manipulacion de la Realidad.

Llegado a este punto es necesario aclarar algunos conceptos ya vistos anteriormente, Primero, existe una realidad general y una realidad subjetiva. Segundo, la realidad subjetiva es la que percibimos. Tercero, la ilusión es creada a partir de los datos que el cerebro percibe de los sentidos. Teniendo claro estos tres conceptos comenzaremos a explicar como la realidad puede ser manipulada a través de la ilusión.

Siguiendo con la analogía de la computadora, el hombre guarda sus datos en sectores del cerebro específicos, como si fueran las distintas carpetas de la PC, estos datos o archivos contenedores son las neuronas, cada sector o carpeta está catalogada con nombres que en el caso de la persona llamaremos programas o arquetipos, (Religión, Política, Moral, etc.) cada una con sus correspondientes subcarpetas, al igual que la computadora cuando hacemos doble clic con el mouse (atención) esta se abre y tenemos acceso a su contenido, pero no al contenido de las demás carpetas que no abrimos, como podemos ver nuestro pensamiento trabaja en compartimentos estancos igual que la maquina y con carpetas preestablecidas por los arquetipos. (de Wikipedia: Un arquetipo es un modelo o ejemplo de ideas o conocimiento del cual se derivan otros tantos para modelar los pensamientos y actitudes propias de cada individuo, de cada conjunto, de cada sociedad, incluso de cada sistema.Un sistema de palabras, de ideas, de ideales, o de pensamientos, sigue una conducta regular, envuelto en su propio paradigma; incluso se usan arquetipos para modelar su propio camino, para abrirse campo en un medio de ideas abstractas, poco entendibles o ininteligibles, solamente guiados por sus propios pensamientos y creencias.) Solo hace falta modificar el contenido de esas carpetas para modificar la realidad subjetiva de la persona, como no tiene acceso automático a las otras carpetas, no puede comparar y relacionar información de una forma eficiente, creyendo que lo que le dicen ,ve y siente es así, cuando en realidad es exactamente diferente. Esto se lleva a cabo manipulando la ilusión por medio de la percepción, como un virus oculto modifica los archivos de una computadora haciendo que esta se comporte de modo extraño hasta llegar al punto de no funcionar, la manipulación de la ilusión es posible y se lleva a cabo a cada momento sin que nosotros podamos darnos cuenta de que esto, esta ocurriendo.

Esta manipulación logra introducir al sistema programas de control social, por los cuales dirigen al sujeto a determinados actos y pensamientos que este cree que son correctos y que son exclusivamente de él, cuando en realidad son impuestos para un determinado fin e intereses, que no son precisamente los suyos. Tengan en cuenta que estoy tratando de explicar algo realmente complicado mediante analogías y de la forma más simple posible, para poder en un futuro transmitir información que de otra manera seria automáticamente rechazada por Ustedes. 

Todo gran mago sabe los procesos de la manipulación de la ilusión, como ejemplo tienen a Criss Angel y a Dynamos, si no los conocen pueden verlos en Internet, solo hay tres posibilidades, que hayan descubierto los secretos de la verdadera magia y alquimia, que no sean de este mundo, o que sean unos excelentes sino los mejores ilusionistas conocidos, por lógica yo elegiría la tercera opción hasta que no se descubra lo contrario, y les aseguro que hay fuerzas que manipulan la ilusión mucho mas poderosas actuando ante nosotros.

 

Fascinados

 

Fascinados y estupidizados.

La forma para que la fascinación colectiva resulte efectiva, es mediante la utilización de las pasiones y los deseos. Toda pasión es facinerosa por que enturbia los sentidos con la ceguera del fanatismo, y todo deseo mantiene la fascinación de la pasión facinerosa a través de su propia inconsciencia. El hombre vive fascinado por sus deseos, por sus deportes favoritos, por sus ídolos mediáticos, por sus inclinaciones políticas, por sus gustos sexuales, por sus placeres mundanos, por sus creencias religiosas, por los programas de TV, por la sociedad de consumo, en definitiva, por todo lo que lo rodea. Esa fascinación produce un estado de hipnotismo o embrujo que le hace creer que necesita conseguir algo para ser feliz, le hace creer que la felicidad está en conseguir estados emocionales por estímulos internos o externos que lo lleven a un lugar de complacencia, ubicándolo en un estado de comodidad que lo mantiene “egoicamente” conforme. Esta fascinación es la encargada de hacer sentir al buscador que está despierto, es la encargada de promover una búsqueda interna infructuosa y sin sentido porque está basada en la ilusión externa de la realidad, esta fascinación es la que promueve la publicación impulsiva de cualquier tontería en Facebook, es por la cual el sistema mantiene su estructura maquiavélica sin que nadie reaccione, es por la cual ve al conejo salir de la galera y aplaude compulsivamente al mago que lo extrajo.

La fascinación trabaja directamente con el centro emocional inferior, se basa en las emisiones de desechos que producen las exo y endo energías, usando estos desechos como material reutilizable del ego, mediante el inconsciente colectivo. Me explico, los desechos de las endo y exo energías son sentimientos asociados a los estados depresivos del ser humano, como la culpa, soledad, tristeza, angustia, etc. la fascinación cubre esos faltantes mediante el encantamiento que produce, haciéndole creer que estos estados serán llenados por condiciones externas producidas para tal fin. Si usted se fascina ante un partido de futbol, un programa de TV, un personaje mediático, etc., usted está cubriendo el faltante que le dejaron los desechos del centro emocional inferior por un mal uso de las energías. El inconsciente colectivo se encarga de que la fascinación tenga el medio adecuado para poder propagarse al conjunto de forma efectiva, silenciosa y oculta a los ojos del observador, pues trabaja en asociación con los filtros mentales adecuados, para que tenga asidero en el subconsciente y no sea percibida. Una vez asociada al subconsciente mediante el inconsciente colectivo, la fascinación opera como un Malware informático sin que usted se dé cuenta de su presencia. 

Descubrir nuestra propia fascinación es ver que el conejo no sale de la galera, sino que siempre estuvo ahí y no lo veíamos, es descubrir que la galera era la distracción de la fascinación, el embrujo que nos evitaba ver el conejo. Pero aceptar que estamos fascinados no es fácil, pues es aceptar nuestra propia mentira de creernos despiertos, y aceptar que el sueño producido por ella es nuestro estado habitual. Por suerte, luego del primer choque, la consciencia se hace cargo del estado de fascinación y comienza la transmutación de las energías que utiliza para su trabajo, aquellos desechos que antes nos perturbaban se convierten en sus opuestos, y la culpa se transforma en gozo, la soledad en compañía, la tristeza en alegría, la angustia en alivio, y la fascinación en despertar. Ya nunca más necesitará llenar faltantes emocionales, y por arte de magia su universo cambiará, usted se transformará en una particularidad dentro de la masa crítica consciente, que permitirá la liberación de la Humanidad y será por primera vez, consciente y dueño de su existencia.

 

La palabra fascinación figura en el diccionario de la lengua española de la RAE y se define como atracción irresistible que alguien siente por algo, produciendo un engaño o alucinación. La palabra “fascinar” proviene del verbo latino fascinare (encantar, hechizar) este verbo se deriva de la palabra fascinum, que también significa encantamiento, hechizo o embrujo, y su raíz es la palabra fascis, que significa manojo de algo. Podríamos resumir entonces y decir que: “la fascinación es una alucinación producida por un manojo o conjunto de circunstancias que producen un hechizo al observador”.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: