La libertad de conciencia se entiende hoy día, no sólo como la libertad de creer lo que uno quiera, sino también de poder propagar esa creencia. Lamentablemente para nosotros

A %d blogueros les gusta esto: