Todos nosotros pretendemos
ser raras excepciones
entre la universal exclavitud.

Es la Burguesia de “clase alta”
hasta “la clase media”.

Nos gusta aparecer en los periodicos
siempre que sea en la columna honrosa.
Conocer los desastres ferroviarios,
tener noticias de repentinas trombosis
y de la lenta esclorosis de la arteria.

Deseamos que todos piensen bien de nosotros
para poder pensar igual nosotros mismos.

Y con cualquier explicacion nos conformamos;
solo pedimos que nos tranquilicen,
respecto a lo que suena en la bodega,
respecto a la ventana que no debia estar abierta.

Porque hemos de tener que comportarnos como sifuera a abrirse
la puerta, de repente, a descorrerse las cortinas,
A revelar el sotano un secreto terrible,
¿A desaparecer el techo y a quedarnos dudando que es lo real y lo irreal?

Atencion, atencion, tenemos que insitir en que es un mundo tal cual creiamos siempre!!

No nos gusta mirar por la ventana y encontrar un paisaje distinto,
No nos gusta subir una escalera y encontrar que nos lleva hacia abajo,
No nos gusta salir por una perta y encontrarnos en la misma habitacion.

No nos gusta el laberinto del jardin oprque recuerda demasiado al laberinto de la mente.

Y no nos gusta lo que pasa cuando estamos despiertos porque recuerda demasiado lo que pasa cuando estamos dormidos…

A %d blogueros les gusta esto: