Cada hora del día está bajo la influencia de un planeta y de las entidades que lo habitan. Por consiguiente, cada hora que pasa trae consigo entidades que vienen a hacer un trabajo en las plantas, los minerales, los animales, los humanos. Y como a cada planeta corresponde no solamente un color sino un sonido determinado, la sinfonía de sonidos varía a cada hora del día.

Girando alrededor del Sol los planetas cantan a través del espacio, y nosotros nos bañamos en esta música que se ha denominado: «la música de las esferas». Lograr percibir algunos acordes de esta sinfonía de los planetas es un gran privilegio. Una jerarquía angelical está unida a cada uno de ellos, y de este modo, animado por el canto de los ángeles, el universo se alimenta y respira.

https://www.youtube.com/watch?v=0jHsq36_NTU

A %d blogueros les gusta esto: