La perfeccion de la forma, que tanto preocupa al hombre (tanto en él y su mundo interior/ etico como en el mundo exterior) se logra casi siempre con la perfeccion de la idea.

A %d blogueros les gusta esto: