La verdadera muerte es la ausencia de luz, de energía.

A %d blogueros les gusta esto: