Primer mandamiento: No harás el ridículo. Contenete.

A %d blogueros les gusta esto: