Fuimos creados como mano de obra esclava, lo suficientemente inteligentes como para poder recibir órdenes y efectuar trabajos de cierta complejidad, desde este punto de vista todos estos mecanismos del cerebro son una gran ventaja (para los creadores y sus capataces, claro).

A %d blogueros les gusta esto: