Contacto con el Ser.
 
El Taripakuy es muy importante en la vida del Nagual. Le da cohesión a la iniciación Nagual, y le da cohesión a la vida diaria.
 
Que el haber visto tu Nagual no se vuelva un recuerdo nebuloso en el tiempo. Dale vida, él siempre está allí, esperando la conexión que llevará luz y cambiará tu vida.
 
El Nagual es la luz más perfecta que puedes haber visto dentro de todas las luces e iniciaciones que hayas tenido.
 
Cuando nos absorbemos en Samadhi en los procesos de Kundalini o llegamos al Nirvana por prácticas respiratorias usando la pineal; nunca tendras el gozo de ser libre y la felicidad que brinda la práctica del Nagual.
 
Por eso no pierdas esa conexión, está allí.
 
Simplemente reconéctate. Date una hora cada día, en el mismo lugar a la misma hora. Y si viajas llévate un tapete que siempre llevarás contigo. Es como llevar tu sitio contigo. Eso sí a la misma hora.
 
Y así te conectas y reconectas (si has dejado de practicarla por un tiempo). Y vas creando el Juñuysami o acumulación de Sami necesario, haciendo la práctica diaria a la misma hora y en el mismo sitio.
 
Ese Sami que es el impulso de gracia que te llevará en tus viajes energéticos a través de las diferentes multidimensiones, hasta llegar a ubicar tu fuente u origen Nagual y la procedencia del mismo Multiverso o Kawsay.
 
El Taripakuy o tu trabajo diario espiritual está compuesto de diferentes fases, y una de ellas , la final es o puede ser el Pachaqhaway o meditación.
 
También puede ser que escojas otra como el trance, el ensueño, o cualquier otra variación de las ya enseñadas.
 
Pero hoy quiero profundizar un poco más en el Pachaqhaway o meditación.
 
El Pachaqhaway o la meditación es una de las más poderosos formas de entrar en contacto con tu Nagual.
 
Pero para ello a veces hay que crearse las formas de entrar a ella. Tienes que encontrar el Mishkikuna o arte, o la forma más dulce de entrar en ese estado.
 
Te recomiendo algunas de las formas de motivarte para que el Pachaqhaway o meditación del Nagual sea imprescindible en tu diario vivir.
 
Por tanto puedes motivarte de las siguientes formas:
Poniendo música que identifique ese momento sagrado y te induzca a meditar. Puede ser música muy armoniosa o música ancestral; aquélla que genere todas las ganas de entrar a hacer tus prácticas de Taripakuy y de meditación.
 
Pueden ser pensamientos o frases poéticas que te lleven a ese estado. Muchas veces se dan en los trabajo de iniciación, o cuando tu Nagual se contacta contigo. Son frases que nunca se olvidan, y que te demuestran que tu Nagual está siempre presente.
 
La foto de tu animal de Amor y un Yachay que te haya dado tu Nagual en tus trances. Muchas veces tu Animal o Ser Sagrado te da su nombre o un sonido para atraerlo y evocarlo cuando desees estar en trance o en comunicación con él.
 
Pinturas que hayas pintado en tus trances o meditaciones. O pinturas que hayas conseguido que te lleven a ese estado. En tus viajes inter-dimensionales muchas veces ves paisajes que los reproduces y te traen el recuerdo hermoso de esa vivencia y es el Mishkikuna o inspiración para sentarte a meditar.
 
Quizás un sitio especial que solamente tú puedes utilizar para esas prácticas; muy limpio y organizado, con un palo santo o varilla de incienso, una vela , agua y algo que represente a la Tierra , como a tu Nagual. Es el espacio sagrado que te evocará la presencia de él y la tuya y facilitará la conexión o reconexión.
 
El conectarte con tus piedras sagradas de iniciación o Khuyas, o con algún talismán que construiste o compraste (Enqa), los cuales como aliados te facilitarán la conexión con el Nagual. Ellas o ellos vienen del mundo mineral pero están al servicio como aliados tuyos para facilitarte esas conexiones espirituales internas.
 
El conectarte bajo un atrapa sueños que hayas trabajado con el Corazón para tal fin, éste generalmente se asocia a algún instrumento de viento o colgante que complementa la práctica del trabajo meditativo.
 
Muchas veces el permanecer encerrado en un departamento o espacio cerrado puede genera estrés (mira el proceso de las cárceles)o Hucha, pero en casos excepcionales puede generar Sami si las condiciones mentales o materiales de la persona son excepcionales(retiro espiritual).
 
Pero en general no se recomienda permanecer por mucho tiempo encerrado. Sino hacer visitas periódicas a la naturaleza y hacer caminatas en ella. Esa es una fuente de Mishkikuna o inspiración para el Pachaqhaway o meditación.
 
El pasear por las playas, escuchando y mirando las olas; o el pasear en un bosque sintiendo el arrullo del agua discurriendo por los senderos es una excelente fuente de inspiración para la meditación. También pude ser alguna flor en la naturaleza o alguna cascada o maravilloso paisaje que te inspire.
 
Una puesta de sol o el nacimiento del Sol. Sobre todo para hacer la práctica del Waqaqhawaq o visión del Sol en las mañanas muy temprano o muy tarde. Mejor si has entrado a la fase Lunixolhar del Nagual.
 
En sus fases iniciales puede ser la Luna (pero es una práctica que debe hacerse con cuidado y bajo la supervisión de un maestro).
 
Como ves te damos algunos ejemplos; todo puede ser un Mishkikuna o inspiración en el arte de la meditación del Nagual.
 
Tu Nagual es el Ser, aquel que recibe la luz directamente de Dios y eres tu.
 
Bendiciones
A %d blogueros les gusta esto: