Morando en la consciencia (y nada mas que la consciencia todo lo demas queda excluido), esa consciencia misma nos dara las respuestas. En el instante presente, la consciencia es lo que nosotros somos, no una consciencia personal, sino la consciencia universal e impersonal. En el curso del tiempo, la consciencia nos mostrara que nosotros no somos ni siquiera esto, sino que somos ese Absoluto Eterno, innacido e inmortal.

A %d blogueros les gusta esto: