Para Jung, Cristo simboliza la unión curativa del Sí mismo intrapsíquico, la representación más importante de este arquetipo.

A %d blogueros les gusta esto: