Pocos seres humanos tienen alma.

Ninguno tiene alma al nacer. Se debe adquirir un alma. Quienes no la consiguen mueren, sus atomos se dispersan, no queda nada. Algunos se fabrican un alma parcial y quedan asi sometidos a una especie de reencarnacion que les permite progresar. Y una cantidad muy pequeña de hombres han llegado a tener un alma inmortal.

A %d blogueros les gusta esto: