Imagen

Pripyat, una ciudad de cerca de 50.000 personas, tuvo que ser totalmente abandonada luego del desastre de Chernobyl en 1986. Debido a la radiación, fue dejada incólume desde ese momento y tendrá que serlo así por miles de años. La naturaleza ahora gobierna la ciudad.

A %d blogueros les gusta esto: